jueves, 9 de diciembre de 2010

Como agua entre los dedos

El libro de literatura juvenil más apasionante de los últimos tiempos



Como agua entre los dedos, es la nueva novela de Miguel F. Villegas autor de libros de éxito como La isla de los espejos o El monasterio perdido, llegando a ser el 2º escritor español más leído entre los adolescentes de nuestro país.

Como agua entre los dedos” relata la historia de un grupo de jóvenes que lucha decididamente por cambiar las condiciones educativas y de convivencia de su contexto escolar y social concreto, un libro de literatura juvenil capaz de cautivar a los lectores.

Miguel Fernández Villegas en esta novela ha sabido combinar sabiamente sus dotes artísticas y creativas, su pasión y su fe en la educación junto a su sensibilidad por la cultura clásica y la música. Ejercita con maestría el arte de escribir, que a partir de esta nueva obra, ya no sólo se abre al mundo de los jóvenes, sino también al mundo de las personas de todas las edades, sean o no profesionales de la educación, y es en este punto donde reside a nuestro juicio, uno de los grandes méritos de su obra, en cuanto que además de un excelente relato, se nos ofrece un libro de pedagogía y de educación en todo el sentido de la palabra.

De una forma literaria sumamente cautivadora, nos deja atrapados desde sus primeras páginas en toda la trama, retrata con veracidad no exenta de algunas ironías, todo el ambiente social y laboral que se vive en los institutos de educación secundaria de nuestro país, el libro pueda considerarse como una apasionada defensa de la atención a la diversidad, la educación para la igualdad y la no discriminación, la educación para la democracia, la participación activa y el empoderamiento de los alumnos.

Con un asombroso y verosímil realismo, se trata de una obra escrupulosa y meticulosamente medida en todos sus detalles, que goza de una secuencia de acontecimientos variable y movible que dota al conjunto de una amenidad y una capacidad de seducción difícilmente conseguibles.

Se exponen en el libro todos los elementos, condicionantes y acontecimientos que concretan el nudo y el desenlace, desenlace que por cierto no puede adivinarse hasta el último momento, sumiendo a los lectores en una seductora intriga que nos ayuda a leer placenteramente toda la obra de un tirón de forma completamente placentera y sin esfuerzo.

Se trata de una novela juvenil apta para ser degustada por todos los públicos, en la que por encima de cualquier otra consideración intenta educar deleitando mediante el placer de la lectura, al mismo tiempo que se opta por la senda de los valores democráticos, única senda por otra parte que hace posible la convivencia y la atención a la diversidad, combatiendo así de forma consciente y deliberada toda forma de racismo, xenofobia, homofobia y discriminación.



Es por todo esto que el Instituto Andaluz de la Juventud lo ha seleccionado como el libro preferido para el mes de diciembre. 

Pinchar aquí para descargarse el primer capítulo de esta obra.  


9 comentarios:

caspianx dijo...

A mi al hilo de poder hablar con el autor de esta novela, me gustaría preguntarle una duda que me ha surgido al finalizar la lectura de la obra y es que desde las primeras líneas en las que se describe la expulsión de clase de la alumna “Belinda Tarso” que "sintió lástima de su madre, todo el día fregando suelos para mantener a la familia" hasta las últimas en las que “Samuel”, con el que el autor se identifica, vio "en la calle una mujer con su hijo a cuestas rebuscando en el contenedor de la basura", ¿ es posible que haya una opción preferencial por los pobres, los marginados, los excluidos y las personas especialmente necesitadas en esta obra?

Muchas gracias por su tiempo y mi más sincera enhorabuena por una esplendida y entretenida obra.

Miguel F. Villegas dijo...

Efectivamente, unas de las claves de "Como agua entre los dedos", o de los mensajes que encierra, es la opción por los más necesitados y la atención preferente al alumnado con problemas de adaptación y de disciplina. Gracias por su valoración positiva de la obra.
Miguel

Carlos M. dijo...

Estimado señor Villegas.

Me gustaría en primer lugar darle las gracias por darnos a los lectores la oportunidad de hablar directamente con usted ya que esto no es muy común que se realice y mucho menos que aún haciéndose el propio autor conteste a las preguntas que se realizan, por ello le doy las gracias.
Tengo dos preguntas, la primera es en que se ha basado para escribir la novela, es decir que le ha llevado a escribir este texto y que le ha inspirado. y la otra es ¿en que proyecto está embarcado actualmente (si está en alguno claro está)?

Mcuhas gracias otra vez.

caspianx dijo...

Perdone que pregunte tanto pero tengo una duda en referencia a la posible exitencia de PADEA, ¿Usted cree que realmente se podría organizar algo parecido en un colegio? En la teoría una comunidad de trabajo que piensa en la reinserción positiva, duda de la efectividad del castigo tal cual y quiere devolver la paz al centro dando a los alumnos las mejores armas para conseguirlo: su voz, su participación y su creatividad, intentando conseguir que se sientan útiles, queridos y valorados sería lo ideal y en la teoría está muy bien pero y ¿en la practica es posible?

Miguel F. Villegas dijo...

Sí, creo que es posible organizar en un centro de enseñanza un proyecto semejante a “PADEA”, con las características que tan bien expresas, amigo lector o lectora.
De hecho, en mi larga vida de profesor he procurado trabajar en esa dirección. No obstante, en “Como agua entre los dedos” se plantea un ideal que habría que adaptar a cada circunstancia. Actuar con democracia participativa es más trabajoso, pero más aleccionador y satisfactorio para quien se considere no sólo enseñante, sino también un educador.
Gracias.
Miguel F. Villegas

Miguel F. Villegas dijo...

Hola Carlos, respondo a tus dos preguntas, encantado. Para escribir “Como agua entre los dedos” me he basado en mi larga experiencia personal de maestro y profesor de instituto. Ha sido una constante en mi vida preocuparme por mis alumnos, atenderlos, quererlos, formarlos. Y al mismo tiempo ofrecerles proyecto de participación democrática en los distintos centros donde he trabajado, limitado a veces, estimulado otras, por las circunstancias y las personas con las que he actuado. Respondiendo a tu segunda pregunta, estoy comprometido en varios proyectos: en un Foro de Comunicación y Debe que coordino, doy clases en el Aula abierta vinculada a la universidad Sevilla, participó también, como organista, en una coral con la voy a grabar un disco…, aparte escribir artículos en distintos medios de comunicación, escribir mi quinta obra, etc. etc.

antoniogonz dijo...

En el siglo XXI podemos observar con gran asombro como la globalización está influyendo en nuestra sociedad, economía, cultura, política, ciencia, tecnología, la educación, etc.

Al analizar todos estos cambios vertiginosos que están produciéndose, nos damos cuentas que la educación siempre seguirá jugando un papel muy importante y que cada docente tiene en sus manos el futuro de los niños y jóvenes en su que hacer educativo.

Es necesario que los docentes descubramos que nuestra tarea es ardua cuando se trata de orientar el aprendizaje de los alumnos permitiéndoles ser capaces de enfrentar la realidad que le rodea siendo críticos, creadores, constructores de su aprendizaje logrando desarrollar habilidades tales como: la reflexión, análisis, síntesis crítica, innovación y creatividad.

Vincular la tecnología existente creando nuestros propios modelos que se ajusten a la realidad donde nos desenvolvemos, permitir que los alumnos piensen estratégicamente reflexionando sobre como están aprendiendo, generando en ello un pensamiento lateral y descubran qué les puede servir del aprendizaje dado

Marta bordons martinez dijo...

Queridísimo Miguel:

En realidad lo único que deseaba hacer era recalcar lo sublime, espléndida y fascinante que es tu obra, para cualquiera que desea embarcarse en la maravillosa historia que has tenido la amabilidad de trazar para nosotros.

Un beso!!
Marta.

Miguel F. Villegas dijo...

Gracias, Marta. Es una gran satisfacción leer palabras tan elogiosas sobre mi libro, celebro mucho que te haya gustado.
Miguel

Publicar un comentario